Editorial

Barcelona: Men’s Collections

Hemos preferido que pasara el verano para hablar en serio del panorama barcelonés y su fashion week. En julio pasado la pasarela catalana 080 cumplió seis ediciones y esta circunstancia no es baladí en una ciudad donde en los últimos tiempos la vocación parece ser ¡volver a empezar!

¿Qué ha conseguido Barcelona con esta plataforma de moda? Sobre todas las cosas, dar continuidad a un proyecto que aspira a que la Ciudad de los Prodigios no se quede huérfana de lo que fue pionera…

¿Y cuál es nuestra conclusión? Barcelona es la capital del Mediterráneo; la Ciudad Condal es la mejor marca que posee el Estado español; Barcelona está situada en el mapa internacional como una ciudad vanguardista. Todo esto se sabe, pero no se aprovecha; da la sensación, que como se va, ya es suficiente…

¿Cuál es la receta, la única (a nuestro juicio) que tiene Barcelona, para figurar en el circuito internacional? -condición especialmente difícil-: convertir 080 Barcelona en la tercera pasarela masculina internacional, en competencia con París y Milán. Si partimos de sus fechas, esta opción es la única realista, y si somos contemporáneos con nuestro tiempo, la moda masculina tiene mucho más porvenir y poder mediático que la moda femenina, la cual está saturada de oferta.

Y si nos quitamos los últimos tabúes que aún pudiéramos tener…Barcelona es una ciudad muy atractiva para el universo gay y esta circunstancia se debiera aprovechar al máximo, estoy convencido de que más pronto que tarde algunos de los creadores internacionales del máximo prestigio optarían por presentar su propuesta masculina en Barcelona.

Eso sí, esta plataforma se debiera nutrir de todo el producto español ¡sea catalán o no! Y buscar en los cinco continentes lo mejor de lo mejor. Y que la selección de diseñadores diera cabida a todos el público urbano: no olvidemos que quien más consume, es el universo pijo, además de marcar la máxima tendencia-no nos pasemos de modernos- Ah! y una última observación: no sólo de diseñadores “vive el hombre”. ¡Las grandes marcas de moda masculina tambien debieran estar ahí!

Y si esta opción pudiera parecer discriminatoria con la mujer, hay una solución fácil de aplicar: podrían caber en el calendario colecciones femeninas como acompañamiento de las colecciones de hombre, volviendo del revés el tópico habitual en muchas pasarelas de aquí y de allá.

Sé que es una decisión valiente, que es difícil que las administraciones (que no saben, ni sabrán, ni tienen por qué saber de moda) entiendan esta alternativa, pero continuar como estamos es un quiero y no puedo, igual que mantener la vocación de ser diferentes pero sin contenido…

Se lo voy a explicar con un cuento: Barcelona es la ciudad donde mejor se hace un envoltorio, donde se elige el mejor papel, el mejor grafismo, la más bonita cinta… todo lo que hace que el destinatario del regalo se quede encantado al recibirlo, aunque su sorpresa sea que cuando deshaga con mimo los abalorios encuentre algo dentro muy inferior a las expectativas.

Continuará…

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top