Entrevistas

Christian Courtin-Clarins

Christian Courtin-Clarins

Desde hace año y medio Christian Courtin-Clarins ocupa el cargo de Presidente del Consejo de Vigilancia del grupo Clarins. Una nueva orientación muy sensata que se inscribe perfectamente en los proyectos de su padre, Jacques Courtin-Clarins, fundador de esta multinacional francesa de la cosmética. Este maduro empresario es un hombre encantador y carismático, de una sencillez que no se espera del presidente de una gran sociedad internacional. Exjugador de rugby, hombre de férreos valores por los que lucha como la ecología y la infancia del tercer mundo, es todo un “gentleman” tanto en los negocios como en su actitud privada. Viajero empedernido, Christian Courtain-Clarins ha estado unos días en Madrid para apoyar la presentación de la nueva colección de ropa de Thierry Mugler y concedió una entrevista a Centromoda.

NFW: Dicen los que le conocen que usted se deja llevar por el corazón…
Christian Courtin-Clarins: Creo en el poder del corazón y lo cultivo en todos los sentidos de la palabra expresándolo en el brío, la energía y el entusiasmo.

NFW: ¿Quién forma el grupo empresarial?
C.C.C: El Grupo Clarins está compuesto por las marcas Clarins, Thierry Mugler, Azzaro y Porsche Design Parfums del que pronto podremos contar novedades.

NFW: ¿Un jugador de rugby metido a empresario de cosmética y moda?
C.C.C: El rugby es un deporte de equipo, de solidaridad y de cohesión y es lo que trato de aportar al mecanismo de mi empresa.

NFW: ¿Cómo empezó su idilio profesional con el grupo familiar?
C.C.C: Tras ser nombrado Director de Exportación un servicio que contaba entonces con un solo empleado me dediqué a recorrer el mundo, en una época en la que en este sector no se consideraba en absoluto importante. Cuando me marchaba de viaje de negocios, no faltaba quien me deseaba felices vacaciones….

NFW: Háblenos de la situación internacional del grupo…
C.C.C: En estos momentos estamos “abriendo” 128 países a los productos y a los métodos de tratamiento Clarins. Considero muy importante esta dedicación para mantener viva la llama de Clarins en el extranjero. Los viajes me hacen pensar en una frase de Pirandello: “cada uno tiene su verdad”.

NFW: ¿Es cierto que es un hombre preocupado por diferentes causas benéficas?
C.C.C: Nuestra multinacional mira muy de cerca de algunas obras benéficas de apoyo a la infancia como la asociación “Les Petits Cracks”, patrocinada por Clarins, que brinda asistencia a los niños enfermos de cáncer. Pero tenemos muchos más apoyos como el de “Aldeas Infantiles”.

NFW: Usted siempre ha aceptado el riesgo que conllevan las ideas innovadoras,¿no?
C.C.C: Siempre intento llevar mis decisiones hasta el final sin que me dejen el sabor amargo de lo inacabado. Los problemas que surgen nos ayudan a entender mejor dónde está el fallo. Y en ese caso, sólo hay que corregir el tiro. Los errores nos enseñan mucho y si no aprendemos no avanzamos.

NFW: En su empresa las mujeres están en el poder…
C.C.C: Cerca de la mitad de las sociedades del Grupo son dirigidas actualmente por mujeres porque creo en la intuición, en la empatía y la capacidad que tienen las mujeres de ir más allá de las apariencias. El corazón es también cuestión de corazonada. En los puestos más altos, los hombres tienen tendencia a ocultar este aspecto de las cosas.

NFW: Cada año pone mucha ilusión en el “Premio a la Mujer Dinamizante”.
C.C.C: Todas aquellas personas que, cada año, asisten a la entrega del Premio de la Mujer Dinamizante lo saben bien: ante una mujer que se implica activamente a favor de los niños en peligro, hasta los jugadores de rugby más sólidos pueden conmoverse hasta las lágrimas.

NFW: ¿Cuándo se creó este galardón?
C.C.C: En el año 1997, Clarins recompensa a una Mujer Dinamizante que se implica activamente a favor de la infancia en peligro. Una familia que sigue creciendo cada día con el apoyo de toda la empresa. Este Premio existe actualmente en 12 países, como Sudáfrica y China. Hoy en día hay que apoyar plenamente a las mujeres que son trabajadoras, amas de casa, esposas, madres; la mujer tiene una fuerza increíble.

NFW: ¿Cuáles serían los códigos de la casa?
C.C.C: Representar la naturalidad y el esplendor de una mujer en armonía con su época. Clarins decide no utilizar musas célebres para representar su marca; al contrario, intentamos mostrar la diversidad de las mujeres a quienes está destinada. Por ejemplo, la campaña realizada para “Le Rouge” Clarins muestra a una joven africana, una asiática y una europea, al igual que el lanzamiento de la línea “Clarins Men” que reúne hombres de diversos orígenes y edades.

NFW: ¿Qué espera usted de este mundo?
C.C.C: Quisiera conseguir un mundo menos caliente. Tenemos , en nuestras campañas, algunos iconos como la hoja verde que es, con el corazón, otro de los signos distintivos de Clarins. Mucho antes de que el tema estuviera de moda, ya luchaba por el medio ambiente y deseaba hacer de Clarins una empresa eco-responsable.

NFW: Últimamente pone mucha energía en el premio de cosmética masculina, ¿no?
En 1990, Clarins se incorporó a Alp-Action, una asociación fundada por Sadruddin Aga Khan para rehabilitar el patrimonio natural de los Alpes. Tras su fallecimiento es cuando surge la idea de crear el Premio “Clarins Men Environnement” que recompensa a una persona que trabaja a favor de la preservación de las plantas y de la naturaleza con un enfoque de desarrollo sostenible. Estamos muy orgullosos de este premio y de contribuir a que los hombres se cuiden la piel.

Christian Courtin-Clarins

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top