Entrevistas

Elena Miró

Elena-Miro

Milán. Con su última colección, Elena Miró demuestra, en su 25 aniversario, un estilo más genuino de cómo debe utilizar su fuente de inspiración para distanciarse de sí misma, de cualquier fecha o lugar de manera que pueda ser verdaderamente contemporánea.

El cuarto de siglo lo cumple con una suave pero profunda revolución. Durante años, ha trazado los límites de una nueva sensibilidad de la estética femenina. La marca, creada en 1985, abrió su primera tienda en el 93 y cuatro años más tarde lanzó, con gran expectación, su primera campaña de publicidad. Esta tenaz creadora aparece en el calendario oficial de la Milano Moda Donna con una auténtica revolución cultural en el ‘prêt-à-porter’, que en 2007 le hizo obtener el título de Caballero de la República Italiana, reconociendo a la marca por su contribución a la “emancipación de las mujeres desde una concepción restrictiva de la belleza”.

(CMO): ¿Ha pasado muy rápido todo este tiempo?
(Elena Miró): Si echo la vista atrás parece que fue hace poco cuando comenzábamos con toda la ilusión del mundo en un campo en el que no había nada para que este tipo de mujeres, las de las tallas grandes, se pudiesen sentir bellas vistiendo ropa agradable. Ahora, 25 años después, seguimos con la misma ilusión e igual cometido: hacer feliz a la mujer con una ropa bonita y confortable.

(CMO): Si echa la vista atrás, ¿qué recuerda?
(EM): Bueno, en cuanto a la calidad de los tejidos tan sólo ha variado en los avances tecnológicos que se van introduciendo con las nuevas materias que han ido saliendo, como el elastano, las viscosas y la lycra, pero seguimos teniendo como prioridad el manejo de la mejor lana, el mejor cachemir o la alpaca. Ahora bien, sí que hemos conseguido, si ves unas fotos de hace una década o dos, demostrar que se puede dar diseño a estas prendas. Nacimos a partir de un concepto clásico para evolucionar hacia la tendencia de moda. Me siento orgullosa de ayudar desde esta marca a que cualquier mujer, por talla grande que tenga, se mire en el espejo y se vea guapa. Es una gran satisfacción para mí.

(CMO): Si tuviese que ser recordada por algo, ¿qué sería?
(EM): Por haber contribuido a un nuevo tipo de belleza en el mercado, un mercado que huía de la mujer de tallas XXL y que con nosotros se tiene en cuenta.

(CMO): Luchó mucho por ser incluida en el calendario de la semana del ‘prêt-à-porter’ italiano…
(EM): No sabes cuánto. Era una reivindicación que nos pertenecía porque formábamos una marca de ropa consolidada, con imagen, que vendía en muchas partes y que se había modernizado para afrontar el siglo XXI con ilusión. Desde que lo conseguimos hace ya algunas temporadas, estamos muy contentos y debo agradecérselo a la Camera Nazionale de la Moda. Ahora, todo el mundo sabe que los desfiles de Milán comienzan con Elena Miró.

(CMO): ¿Cuál es el estilo de su trabajo?
(EM): Hace hincapié en la elaboración de una imagen personal y única, que sea reconocible por todo el mundo y que dure en el tiempo. Aspiramos a que la mujer tenga una relación emocional con nuestras prendas.

(CMO): Háblenos de la inauguración de su escuela de modelos.
(EM): Teníamos desde hace tiempo la idea de crear una escuela de modelos de tallas grandes para darles una formación que les pueda venir bien en su trabajo. La hemos montado en Estados Unidos porque es, tal vez, el lugar del mundo con mayor número de mujeres de tallas grandes, y está funcionando muy bien. La modelo Crystal Renn, que nació allí, es un fiel exponente de lo que queremos en Elena Miró: mujeres cultas e interesantes que tengan capacidad de trabajo desde una visión de la vida con una talla superior a la estándar.

(CMO): ¿De qué manera desconecta de la moda?
(EM): Sinceramente esto para mí es una maravilla, es mi razón de ser; me gusta tanto que para nada siento que sea un trabajo esclavo. Me gusta diseñar, transmitir mis ideas, darlas a conocer. Yo vivo la moda y de la moda con pasión.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top