Editorial

Magia & Savoir Faire: un ejemplo a seguir

En la última edición de Gaudí Novias hubo un protagonista de excepción, el matrimonio entre magia y savoir faire escenificado con la alianza entre Victorio & Lucchino y Raimon Bundó.

En estos tiempos tan confusos denominados como la crisis jamás sufrida por nuestra economía, algunos pensamos que más que en una crisis estamos en un cambio de siglo, eso sí, con una década de retraso. Desde este editorial nos referimos especialmente al sector de la moda, pero creemos que otros sectores no están demasiado alejados de nuestro análisis. Et voilà!

En España han proliferado pasarelas y diseñadores como setas, y durante décadas desfilar ha sido más un acto de vanidad que un acto promocional para la venta de una producción. ¿Para qué se iban a plantear vender los muchos diseñadores que sólo producían lo que se veía sobre la pasarela? Este mal hábito, en este nuevo ciclo, se está diluyendo como un azucarillo en una taza de rico café colombiano. No estamos para fuegos de artificio ni para diseñadores en busca de fama barata, todo lo que no sea buscar la venta de una producción de calidad está destinado al más estrepitoso de los fracasos.

Todo lo comentado anteriormente nos conduce de vuelta a la alianza empresarial entre los Victorio & Lucchino y un fabricante señero como Raimond Bundó. Dicha unión es el espejo donde debiera mirarse todo aquel profesional del sector que desee escapar de la crisis. Crisis significa cambio y oportunidad y el que no lo entienda así ¡se irá al carajo! Las instituciones debieran fomentar este tipo de sinergias entre diseñadores e industriales, eso sí, respetando necesaria una premisa: la unión entre la magia de un verdadero creador y la manufactura de Europa, ya que la denominación de origen Made in China no es sinónimo de calidad. Ya es hora de convencernos de que nuestra región tiene un plus de calidad y de saber hacer, mérito de la larga trayectoria de muy buenos profesionales y artesanos a los que habría que cuidar como oro en paño.

Por otra parte, teniendo en cuenta que España es líder en el sector de moda nupcial, no estaría de más incentivar todo apoyo institucional con el fin de abrir nuevos mercados: el retorno resultaría, sin duda, multiplicador. ¿Qué necesita una pasarela como Gaudí Novias para consolidar, más aún si cabe, su liderazgo internacional? Que todo creador que presente su colección, tenga tras de sí un fabricante con solera y con vocación de liderar un sector que cada vez más precisará de la calidad y el talento que sólo unos pocos poseen: Francis Montesinos, Jesús del Pozo más algunos (pocos) creadores. Ellos debieran ser los siguientes en casarse con un buen partido. Al fin y al cabo, ¿no estamos hablando de bodas? Pues dejemos claro que un matrimonio siempre es cosa de dos.

magia

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Most Popular

To Top